142015May

El problema de ponerse roja o tener rosácea

¿Se te pone la piel de tomate con frecuencia? Bien entonces puede ser que tengas rosácea. Esta patología afecta principalmente a mujeres de 30 a 50 años. Se caracteriza por un enrojecimiento facial persistente que se produce por dilatación e inflamación de los vasos sanguíneos.

¿Qué tipo de personas las padecen? Para conocer más sobre esta enfermedad conversamos con la doctora Alejandra Ríos, dermatóloga y Directora Médica de Centralklinic, quién nos contó que este tipo de piel “afecta más a mujeres de piel clara y que tienen antecedentes familiares de la enfermedad. Es más común que se inicie después de los 25 años y los síntomas son enrojecimiento en la zona central de la cara, como son mejillas, nariz, frente y mentón. Puede ser transitoria o persistente, con vasos sanguíneos visibles y frecuentemente con formación de pápulas o granos y/o pústulas o espinillas”.

Para combatir este mal la doctora nos cuenta que se debe poner atención en ciertos alimentos como “carnes de hígado, productos lácteos, tomates, berenjenas, porotos verdes, espinacas, paltas, plátanos, cítricos, chocolate, vainilla, salsa de soya, alcohol, bebidas calientes.”

Por estos motivos según diferentes expertos recomienda aumentar la ingesta de frutas agridulces como piña, frutillas, frambuesas, arándanos, mandarinas, naranjas y kiwis. En cuanto a las verduras como las zanahorias, betarragas y zapallos aportan vitaminas y minerales que en su conjunto nutren los epitelios que ayudan a reparar y controlan la rosada capa de piel contribuyendo a una mayor elasticidad y tersura de la piel.

Y eso no es todo, porque también afecta el “estrés, ansiedad, enojo, vergüenza, el sol, vientos fuertes, el frío, ambientes calurosos como saunas, calefacción excesiva, medicamentos vasodilatadores y la actividad física de mucho esfuerzo” advierte la especialista.

Aunque la rosácea no se puede curar, sí se puede controlar su evolución. “La dieta y fotoprotección son los pilares fundamentales para este tratamiento. Idealmente se recomiendan las pantallas solares con FPS 30, que protegen contra radiaciones UVA y UVB, deben ser hipoalergénicos y utilizarlo durante todo el año”, dice la especialista.

En cuanto a los tratamientos, la dermatóloga de Centralklinic advierte que uno de los más efectivos es el “Láser Neodimio Yag (Nd-Yag) con el que se realizan varias sesiones en las zonas afectadas cada 15 o 20 días, en período otoño-invierno con el propósito de disminuir el enrojecimiento”.

¿Afecta el maquillaje?

“El uso de cosméticos en estos pacientes debe ser cuidadoso. En general se recomienda limpiadores libres de jabón, con siliconas protectoras y bases de maquillaje livianas, fáciles de aplicar, de remover y ojalá que contengan filtros solares y que sean productos hipoalergénicos y no irritantes. Son muy recomendables las compresas de agua con manzanilla fría y el uso de sprays de agua termales que tienen propiedades antiinflamatorias y calmantes de la picazón o ardor que a veces se presenta en estos pacientes” dice la doctora Ríos.

Según una reciente encuesta realizada por la National Rosacea Society, en Estados Unidos 76% de los pacientes diagnosticados con rosácea declara tener baja autoestima y 41% evita estar en público y en eventos sociales.

Una recomendación para las que sufren de este síndrome de la piel de tomate es que cuando salgan a eventos sociales eviten el ají, la cafeína y el alcohol, ya que son vasodilatadores.

Doctora Alejandra Ríos
Directora Médica de Central Klinic

www.centralklinic.cl
@centralklinic