Sustituye y complementa el masaje de drenaje linfático manual, y permite normalizar tanto el flujo linfático como el venoso.

Es un aparato de masaje que activa la circulación de retorno. Se usan botas y otras piezas que se ajustan a las piernas y abdomen. Éstas están conectadas a un compresor de aire que ejerce una presión ascendente, con lo que se masajean los miembros inferiores y se favorece el drenaje linfático y venoso, estimulando la reabsorción de líquidos intersticiales y el drenaje de estos líquidos hacia los filtros orgánicos.