202020Feb
Rutinas Faciales para el cuidado de la Piel en tu Hogar

Rutinas Faciales para el cuidado de la Piel en tu Hogar

Para el buen cuidado de la piel es necesario tener una rutina que considere el tipo de piel que uno tiene y sus condiciones especificas.

Es importante proporcionar un cuidado avanzado a la piel respaldado por la ciencia, que nos aporte salud, belleza y ayude a prevenir el cáncer de piel.

Por supuesto, estas rutinas son equivalentes para hombres y mujeres a contar de la adolescencia.

Tipos y Condiciones de la Piel

En cuanto a los tipos de piel hay 5 tipos: piel normal, seca, grasa, mixta y sensible.

Con respecto a las condiciones de la piel, vamos a considerar si se trata de: piel grasa con tendencia a acné, hiperpigmentación o manchas, piel sensible con tendencia a rosacea, envejecimiento ya sea preventivo en pieles jovenes o correctivo en pieles maduras.

Guía Día

  1. Limpiar – tonificar
  2. Prevenir
  3. Corregir
  4. Hidratar
  5. Proteger

Guía Noche

  1. Limpiar – Tonificar
  2. Prevenir
  3. Corregir

Pasos a seguir en distintos casos

Piel Pigmentada (Manchas): En el día, elegir un producto de limpieza que sea adecuado al tipo de piel. Si es piel grasa será un gel. El segundo paso es aplicar un Antioxidante (suero con vitamina C y floretina). Continuar con un producto específico para las manchas. Posteriormente hidratante y finalizar con bloqueador 50+ (que debemos repetir durante el día).

En la noche se procede a la limpieza idealmente con una leche de limpieza y una loción tónica con ácido mandelico. Luego se aplica el antioxidante de noche y posteriormente el producto de manchas. Lo que debemos agregar en la mañana y en la noche es un producto especifico para el contorno ocular y no olvidar nuestro cuello y escote.

Piel Grasa: En caso a pieles grasas y con tendencia a acné en el día primero hay que limpiar con un gel de limpieza, posterior aplicar un suero que contenga vitamina C libre de grasa. Seguido aplicar un producto que disminuya la secreción sebácea (regular grasa), aplicar también un hidratante especifico (idealmente que sea un suero) y finalizar con bloqueador toque seco siempre facto 50+.

En la noche también se realiza una correcta limpieza facial, si la piel no es tan grasa se puede utilizar una leche de limpieza y posterior gel. Enseguida se aplica el antioxidante de noche y posteriormente el producto de tratamiento e hidratante.

Pieles Sensibles y/o Tendecia a Rosacea: En el día, primero que todo limpiar con jabón neutro líquido, si su piel es muy sensible puede limpiar con agua termal, después aplicar el suero antioxidante, posterior se aplica un suero hidratante con características especiales para rosácea (calmante y purificante) y finalizamos con bloqueador solar especifico.

En la noche limpiar nuevamente la piel con un producto neutro y posteriormente aplicar el suero calmante.

Pieles Maduras: En el día limpiar con agua y/o jabón neutro, posterior antioxidante con vitamina C+E enseguida aplicamos un suero hidratante concentrado que aumente los niveles de ácido hialrónico. Aplicamos crema reafirmante y finalizamos con bloqueador 50+ el cual debemos repetir durante el día.

En la noche volvemos a limpiar idealmente con leche de limpieza (podemos realizar un masaje con drenaje linfático), aplicamos antioxidante de noche, luego repetimos el hidratante concentrado y finalizamos con la crema reafirmante.

Pieles Jovenes: En el día limpiar con jabón neutro líquido, aplicamos un suero de vitamina C, enseguida aplicar una crema hidratante con vitaminas y péptidos. Finalizar con bloqueador 50+ el cual debes repetir durante el día.

En la noche limpiar con leche de limpieza, aplicamos antioxidante nocturno, posterior un producto que aumente los niveles de ácido hialrónico y finalizar con crema hidratante la misma que la de día.

Creemos que la receta ideal para un aspecto saludable y juvenil en la piel incluye una rutina avanzada en el hogar junto con procedimientos clínicos (láser u otros) y tratamientos profesionales cosméticos (limpiezas faciales, microdermoabrasión, etc.…).

No olvidemos siempre tratar contorno de ojos con sueros específicos nuestro cuello y escote.