102014Ago

Acné, qué lo produce y cómo tratarlo

El acné no solo es la enfermedad más frecuente de la adolescencia, sino que puede continuar en la vida adulta o aparecer después de los 25 años.

En la mujer se habla de acné tardío y afecta entre un 12 a 14% de las mujeres de entre 25 y 50 años.

Es una enfermedad inflamatoria determinada por la genética y dependiente de hormonas sexuales masculinas.

Puede desencadenarse por cambios hormonales relacionados con la pubertad, los periodos menstruales, el embarazo, las píldoras anticonceptivas o el estrés. También puede ser ocasionado por cosméticos o productos para el cabello grasosos. Otra posibilidad es que se produzca por algunos medicamentos como los esteroides, la testosterona, los estrógenos y la fenitoina o incluso por niveles altos de humedad y sudoración.

Además, es importante saber que las investigaciones muestran que las dietas ricas en azucares refinados y con harinas blancas pueden estar relacionados con el acné.

Consultar un médico especialista para un diagnóstico y tratamiento integral es esencial.

El tratamiento va a depender del grado de acné y va desde terapias locales, orales y Laser.

Uno de los últimos tratamientos con buenos resultados es el Laser Spectra para el acné inflamatorio ya que estimula la regeneración celular y reduce la inflamación propia de la enfermedad. Al producir un peeling limpia la superficie de la piel y los poros, con lo que también mejora el aspecto general de la piel.

Las sesiones son de 3 a 5 separadas por 2 a 3 semanas, observándose cambios desde la primera sesión en la cantidad de espinillas, disminución del sebo en la piel y aspecto general.

El grado de mejoría depende del tipo de piel y la severidad del acné. Es conveniente realizar sesiones de mantención cada 3 meses según evaluación con el especialista.

Se pueden retomar las actividades diarias después de la sesión.

Dr. Alejandra Ríos.
Directora Médica